SUEÑOS



A veces sueño que miro tu boca mientras hablas con otros y deseo tocarla, pero hay tantas personas presentes que no puedo llegar a ti.


Otras veces sueño que me miras, pero te haces el que no. Te resistes a llegar donde yo estoy, porque marcas la distancia entre nosotros.

Anoche soñé que me regalabas un chocolate, el cual yo te regresaba, mientras te retaba a que me dijeras que no me quieres. No decías nada, pero tus labios estaban tan cerca de los míos que me desperté ansiando un beso tuyo.


De sueño en sueño, cada día estás más cerca de mí. De sueño en sueño cumplo la fantasía de amarte a pesar de la realidad. De sueño en sueño quiero entregarme en cuerpo y alma a tu recuerdo.


La última vez que te vi, el corazón te palpitaba, las manos me sudaban, tu estabas sonrojado y yo no sabías que hacer con mi cuerpo. Bajo una excusa tonta conversamos.


¡Al fin a solas! después de tantos meses.


Sentía que me moría por estar más cerca de ti, sentí que deseabas llevarme secuestrada en tu auto y hacer de mi cuerpo tu lienzo.


Yo deseaba grabar en tu alma mi presencia, que mi olor no te abandonara nunca, que mi recuerdo no te dejara jamás. Pero la razón, lo correcto, el deber ser no lo permitían y nos despedimos con un hasta pronto.


Te alejaste en tu auto y te ví perderte en la autopista de la eternidad.


Desde entonces sueño contigo, ansió dormir para encontrarte, para hacer realidad el deseo de ambos, porque mientras yo sueñe contigo tú revivirás cada noche.





Comentarios

joselop44 ha dicho que…
Muy bueno, me ha encantado tu relato.
Saludos y feliz fin de semana.
Nyna Koti ha dicho que…
Gracias Jose!!

Feliz fin de semana para ti también.
Arwen ha dicho que…
Felicidades por la página Ana Isabel y el relato es fantástico...

"Te alejaste en tu auto y te ví perderte en la autopista de la eternidad"... simplemente genial.

Nos leemos.
Arwen
Nyna Koti ha dicho que…
Gracia por tu comentario Arwen.