UNA HEROÍNA DEL MUNDO REAL






Yo estoy convencida, que todas la villanas también son mujeres, de verdad verdad y por eso me pregunto ¿Sí por un milagro de la imaginación, Ivy Poison o como es conocida en español, Hiedra Venenosa, una de las villanas de Batman; adquiriera solides corpórea y tuviera que pasar una semana en nuestra realidad, sin sus súper-poderes, qué sería de su vida?
En el entendido, que los otros villanos y superhéroes no estarían con ella, su mundo interior tendría un choque aparatoso. ¿Contra quién lucharía, para lograr sus infames propósitos, si es que realmente son infames?

Me imagino que rápidamente formaría parte de las filas de la Fundación Instituto Botánico, si hubiese perdido también su odio descontrolado por las industrias, en caso contrario estaría formando un grupo guerrillero de sabotaje industrial. ¡Libre Dios! que las partes políticas se enteren de su existencia, porque allí acabaría todo este juego imaginario.

En todo caso, entre ser una ciudadana en toda lid o guerrillera ecológica, creo que aun sin sus súper-poderes, ella sería capaz de convencer a cualquier persona de seguir su causa, por el efecto de su encanto y sus feromonas, aceptadas o no por la comunicada científica, pero comprobable cuando una fémina esta ovulando o incluso en esos días.

Y justo a este punto, es al que quiero llegar. Nuestra querida Ivy, para exudar esa personalidad, ya no tendría la ayuda de Robert Kanigher o Sheldon Moldoff, por lo que tendría que pasearse igual que otras chicas, por una perfumería para adquirir sus tan necesaria armas. Labial, base, rímel, compacto, sombras, delineador, rubor; sin olvidar los tan preciados perfumes; así como la parafernalia de cremas desmaquillantes y de mantenimiento. Si esta fuese una perfumería con todos los hierros, entonces podría tomar de algún anaquel tampones, toallitas íntimas húmedas, toallitas de diario, toallas sanitarias y cuanta toalla requerimos nosotras. Sin olvidar pasar por la farmacia para adquirir el correspondiente ibuprofeno para el dolor menstrual, porque aunque Ivy no pueda tener hijos, no la vamos a excluir del placer de que sufra las pruebas de ser mujer.

Mi querida villana tendría toda la actividad sexual que quisiera (es villana, no? Decidí que siga siendo maluca), por lo que tendría acciones en Durex o Sanamed Duo, porque recordemos que ya no tendía su inmunidad a cuanto virus existe, por lo que estaría expuesta y como bien reza una de las campañas de la Fundación Daniela Cahappard, “EL QUE SABE ACABA BIEN” y ella no dejaría de lado el placer por gusto o como herramienta para conseguir sus fines.

No olvidemos que su indumentaria debería ser adquirida en algún Sexshoop, en un punto de encuentro para Drags Queens o en alguna exquisita tienda de lencería, esto mientras sea la fulminante Ivy Poison, porque en la vía pública sería la Dra. Pamela muy al estilo de Dona Karan.

Total que en una semana aun no habría hecho gran cosa, en lo que se refiere a sus actividades malévolas, en este mundo sin tinta, y muy por el contrario, ya estaría al límite de acabar con los recursos financieros que le otorgué a su cuenta bancaria imaginaria. Y todo ha sido solo preparación, para enfrentar un mundo tan real como desquiciante puede ser su celda en Arkham.

Cuando hago este ejercicio, ya no me dan tanta envidia las villanas de comics.
Porque yo, soy una heroína del mundo real.


Comentarios

Dub Professor ha dicho que…
Epale... No sabia de tus dotes de escritoraaaa!!! Es bastante provocativo tu escrito... Hablando de Villanas/Heroinas, casualmente mi fetiche es tener a Michelle Pfeiffer (CatWoman) en mi casa jejejejejejeje!!! Saludos
Nyna Koti ha dicho que…
Pués fijate!!!

Interesante tu fetiche.

Cuéntame cómo maneja lo de las grabaciones y las visitas a tu casa? :)