VILLANA DE COMICS


A veces quiero ser mala. Una villana de comics, exuberante. Una chica picara como las de Altuna o dramática como las de Luis Royo o cualquiera de las Diosas Olvidadas que publica Yenlo en su blog.


Esos días, me pongo mis botas negras hasta la rodilla, mi ropa interior de encaje y me perfumo en los puntos donde late mi corazón.


Escojo la falda y la blusa, que quiero que me quiten. Me maquillo haciendo especial hincapié en mis ojos, no son especiales, pero hoy me gustan más de lo usual.


Peino el cabello para que sea libre de sentir y no se avergüence por quedar desordenado después.


En mi bolso llevo todo lo que necesito y más, porque una nunca sabe.


Salgo entonces a la calle con la única intención de que me miren. Sé que me miran, siento como me miran. Mientras cumplo con mi rutinaria vida, entre bancos, reuniones, clases; hombres y mujeres me miran.


Y me siento plena, reconocida, hermosa. No es un disfraz, es una caricia a mi ego.
Esos días son maravillosos, soy una villana de comics, soy lo que me da la gana ser.


En mi mente, en mis sueños. Y no debo complacer a nadie, solo soy mi fantasía, viviendo en mi rutina.


Comentarios

Shoppy76 ha dicho que…
Hola, que maravillosos tus escritos, gracias por compartirlos, creo que de una u otra manera todas nos sentimos así. Que genial que existiera la libertad de poder expresar en la realidad cotidiana todo esto que llevamos por dentro.
Nyna Koti ha dicho que…
Gracias por tu visita, bienvenida a este rincón de expresión. Espero lo sigas disfrutado.