¿QUIÉN ERES? ¿QUÉ TE GUSTA?



Te ha pasado alguna vez, que alguien te pregunta ¿Quién eres? O ¿Qué te gusta? Y por un segundo tienes la duda.

Justo en ese momento, en el que el piloto automático esta fuera de servicio.

Entonces respondes cualquier cosa a quien te pregunto, pero te queda esa espina.

Sí eres como la mayoría, las luces, el ruido y movimiento, te llevan al estado original. Ese, de no analizar mucho y entonces, este comentario te parecerá una bobada, el perfecto ejemplo de cómo perder tiempo.

Ahora, que si la espina te fastidia de verdad y quieres sacarla de una vez por todas, comienzas a hurgar. La cosa es, que por más que busques la respuesta, te sientes tanto o más perdido que al principio.

Claro, que si el autoconocimiento fuera, metafóricamente un camino, podrías mirar atrás y ver un largo trecho lleno de cosas, personas y aprendizajes. Sabrías qué NO ERES y que NO TE GUSTA, pero seguirías sin saber dónde está el SI, de esas preguntas.

A pesar de la incertidumbre, estarías más calmado y sorprendentemente más en control de tu entorno. Yo sé que suena a come flor y toda la cosa, pero seamos sinceros, nunca te lo has preguntado.

Yo sí, muchas veces y ese camino metafórico, tiene un largo kilometraje y aunque aun no sé quién soy, ni que quiero; sí sé por quién NO QUIERO QUE ME TOMEN.

Escribir es una faceta de mi persona. Intentar escribir narrativa erótica, es un reto, porque es un género o subgénero tan rico, tan hermoso y con una línea tan delgada, que sólo los inteligentes pueden apreciar.

El dios Eros, hijo de Afrodita y Ares, el AMOR apasionado unido al deseo sexual. Una fórmula que todos anhelamos, pero no muchos llegan a conseguir.

Cuando inicié este camino, pensé que solo Henrry Miller, Sade, Marguerite Duras, Dominique Aury, David Herbert Lawrence y los grandes de la literatura, eran y serían todos los que las páginas de la historia exhibirán como representantes del género erótico.

La verdad, yo no aspiro mínimamente a tener un cuarto de su reconocimiento, pero si quiero ejercitar mi deseo de escribir entre otros estilos, mediante la narrativa erótica.

Ya el hecho de no ser egresada de una carrera universitaria en la rama de Letras, es un reto para ser tomada en serio como escritora. Ser mujer en este país y escribir del tema, también lo es.

El esfuerzo es continuo, por ello la práctica, los innumerables talleres, la lectura empedernida; porque la idea es, hacer algo bueno.
El hecho que tú leas estas líneas, que cada día tenga más colaboradores en este espacio y que se hayan mantenido en el tiempo, me dice que voy por el camino correcto.

Pensándolo bien, tengo una ligera idea de Quién soy y Qué me gusta.

Lo que piensen los demás es asunto suyo.


Comentarios

tlacotzontli ha dicho que…
Tienes toda razón. No cualquiera escribe ese genero, a mi se me hace bastante difícil.
Y es correcto, yo estoy en la misma situación que tu. No tengo una carrera ilustrada en las letras, simplemente escribo poruqe me gusta, me entretiene y me quita el estres.
Que otros me visiten para leer loq ue quiero compartir, eso ya es un regalo, un complemento.
No te creas, desde que supe de tu blog he sido constante a visitarte.
Nota: Te recomiendo contestar a los comentarios que se te dejan, pues con eso nosotros, tus seguidores, vemos que le das seguimiento.
Saludos, besos y abrazos.
Nyna K. ha dicho que…
Muchas gracias Ahuizotl!!!

Definitivamente la pasión por la palabra no necesita certificación académica (aunque es muy importante), y el talento por más que se estudie, se tiene o no se tiene. (!!!Ojo!!! Mis respetos a los académicos.

Lo que quiero decir es que hay gente muy buena. Tú eres uno de ellos, los post de tus blogs, plagados de fantasía, mitología, drama y suspenso entre otros elementos, es la prueba.

Tus comentarios son muy apreciados desde esta ventanita virtual.

PD: Ocasionalmente me demoro en responder, pero siempre lo hago. Más que un compromiso es un gusto.