NUNCA ES SUFICIENTE


Títulos, medallas, listones y premios.
Hay todo un santuario para tus reconocimientos
Los otros dicen que eres genial, que te admiran.
Tus recuerdos felices vienen acompañados de una toga y un birrete.

Luego recuerdas que te graduaste en soledad.
Al final de cada acto tu sonrisa se congeló.
Por cada logro te abandonó alguien.
Haz aprendido a tenerle miedo al éxito.

Te esfuerzas por ser igual a los demás.
Por no llamar mucho la tención.
Necesitas desesperadamente que te quieran.
La condición... no ser mejor.

Comienzas a ser invisible.
Igual te reprochan, nunca es suficiente.
Te ahogas en la pena, quieres gritar.
El entorno te come.

Aun puedes decidir comértelo a él.
Ser grande, brillar.
Resignarte a la soledad.
Dejar de ser fachada.

Llenarte de valor para enfrentar a otro depredador
Más grande, más duro, más tenaz.
El que dijo que te admiraba, que eras genial.
Ese que te eleva y que luego te puede destrozar.

El mismo que ahora te ignora.
Se ríe a tus espaldas
Del que necesitas validación, que te de un nombre.
Luchas para ser parte de él.

Pero nunca es suficiente.
Nunca entiendes que se trata de ti.
De tu silencio.
De quién eres para ti.

Mueres pensando que no vales.
Que no eres nadie.
Y en efecto, es así hasta el último minuto.
Cuando comprendes todo.


Pero ya no hay tiempo.





Rufus Wainwright - Going To A Town

Comentarios