SEPARAR PROXIMIDADES.




Entregar el cuerpo es fácil, mecánico, instintivo.
No hace falta tener certezas de nada.
Sólo del momento.
Se pintan puntos.

Entregar los sentimientos, es otra cosa.
Se duda de todo.
Hasta de la propia razón.
Se dibujan comas.

Si se lograra yuxtaponer cuerpo y sentimientos;
Esta vida tendría sentido.

Comentarios