ABSTINENCIA






Al final de día llega a casa, prende la tv, toma el control y deja presionado el botón “canal”. Rápidamente pasan imágenes, colores, sonidos sin que les preste mayor atención, hasta que escucha unos acordes musicales y detiene el zapping. I would do anything for love”.
Se cambia de ropa y se acuesta en la enorme cama de celibato autoimpuesto.

Esconde sus pies fríos, en la cobija y mete las manos bajo el camisón.
Está cansada, trabaja como loca, estudia mil cosas, hace ejercicios, hasta que el cuerpo no le da más; justamente para eso, para estar cansada. No quiere dejar espacios. And some days it don't come easy,”
Está convencida que si se esfuerza un poco más, logrará hacer todas esas cosas que dejó varadas en el camino. Ahora tiene tiempo de sobra.

También, decidió abandonar todos sus vicios. El cigarrillo y la bebida fueron los primeros.
No ha tenido ni una recaída, ya llegó al punto, que puede estar entre humo y no desear tabaco. Igual que aprendió a disfrutar de cualquier celebración sin una gota de licor.
Eso fue fácil. And maybe i'm crazy, oh it's crazy and it's true,”
Pero este vicio es algo más complicado.

Tenía un sistema. Dos o tres “amigos” regulares y semanas entretenidas. Sin complicaciones, sin ataduras. Su meta, no era la de los cuentos de hadas. Por el contrario, su falta de sentimentalismo rayaba en la masculinidad. Pensó que nunca caería en la trampa., creyó que sus barreras eran impenetrables. As long as your dreams are coming true - you better believe it! “.
Su “amigos” eran despachados cuando comenzaban a hacer preguntas incómodas, o al querer etiquetar la relación. Los encuentros puntuales eran su especialidad.

Él no tenía el perfil de sus “amigos”, lo respetaba demasiado para usarlo. Cuando lo veía le pasaba algo e indudablemente a él también, porque todos a su alrededor lo comentaban. Jugaron al gato y al ratón por un tiempo. A veces pensaba que era suyo, otras, que estaba equivocada.

Un día le dijo, que en su último viaje, una mujer habia captado su atención. Los celos y la furia la invadieron. Lloró en silencio. Se dio cuenta, que estaba en peligro. Así que abandonó el juego y entonces él hizo lo inesperado. Some days i just pray to the god of sex and drums and rock 'n' roll.”
Fue una tarde extraña, todo lo que ella deseaba se estaba cumpliendo, pero el desapego del que antes hacía gala, ahora lo recibía y le dolía. Quería que el abrazo fuera de ternura, pero no. Quería que el beso fuera sentido, pero no. Quería ser la novia, pero no. El tiempo fue corto, el motel barato y la urgencia evidente.

Pensó que la confesión de la “otra” fue la estrategia de él, para ver la reacción ella, pensó que esa tarde era un error, que así no era como ella lo quería, pero se sentía tan bien. Se arrepintió de estar allí, pero quería más de su olor, de su calor. Quiso creer que podría poner distancia, pero el anzuelo ya le había ensartado la boca y otros lugares blandos.As long as the wheels are turning, as long as the fires are burning, as long as your prayers are coming true“.
La dejó cerca de la parada del transporte público, como si la hubiera levantado de la calle y la regresara a su lugar de trabajo, lista para atender al próximo cliente.

Llegó media hora después a su casa. Dejó la ropa en el suelo camino a la ducha, pero se arrepintió y quiso reten su olor un rato más. Prendió la computadora y para su asombro recibió la atención que nunca espero de él.

-¿Cómo te sientes?

Ese fue el final del juicio y la razón. De allí en adelante cayó al vacío, no le importó nada. Lo dejó invadir su mente, le entregó su voluntad. Complacerle sus fantasías fue el objetivo. That i would do anything for love!
No le importaba ser la otra, a la que ni siquiera él le daba el nombre de amante. Le entregó su verdad, le confesó secretos, miedos, sueños. Se entregó tal cual era, una mujer con miedo a querer, que creyó haber encontrado en una misma persona a su amigo, amante, guía, cómplice y más y se lo dijo.

Entonces haló el anzuelo sin piedad y rompió la ilusión. Le recordó que una sólo mujer le había hecho considerar abandonarlo todo.

-Bella, hermosa y muy inteligente.

Intencionalmente dejó la oración así, medio hecha.
Sintió que esa mujer nunca había sido ella. Esta vez lloró de dolor y no ocultó las lágrimas.
Un par de días después le pidió que la dejara en paz y él, obediente, la dejó.

Estaba claro, ella nunca fue la mujer. But i won't do that, no, no. no, i won't do that!”
Ve su nombre en todas partes, quiere probarse que no sucumbirá. Está levantando nuevas barreras. Sabe que puede, ya dejó el cigarrillo y el licor.
La desintoxicación es dura y hay días que la ataca el síndrome de abstinencia. Los "amigos" ya no existen, tampoco quiere placebos.

Con los últimos segundos de la canción, su vientre estalla. Une las manos como si elevara…o mejor dicho descendiera, una plegaria hacia su entre pierna que suda miel mientras late. Sus pezones duelen como el olvido. Will you hose me down with holy water - if i get too hot - hot?
Unas lágrimas descarriadas le mojan el cuello del camisón. El pecho ya no sufre espasmos como antes.

El duelo cede.
Hoy ha sido lejano.
El olvido llegará pronto. Anything for love, but i won't do that!”Apaga la tv. Y se duerme.
Este día se terminó.


Comentarios