TU GALA ETERNA



Los sueños son una fuente inagotable de recursos artísticos. Te soñé como Dalí, fallecido y velado en la sala de mi casa, al borde del río. Sobre una montaña oscura, nocturna y lóbrega. Un centenar de hombre te lloraban, posibles amantes tuyos, mios o compartidos. Una Grace Kelly queriendo entrar a mi sala para despedirse de tu cuerpo, era rechazada por una fuerza sobre natural. La fuerza de mis celos, de mi egoísmo. Tu viuda, soy sólo yo, tu Gala eterna.

Comentarios

Carolina Rangel ha dicho que…
Encantador y perturbador al mismo tiempo, como los sueños a veces. Me gustó mucho.
Nyna K. ha dicho que…
Gracias Carolina.

Nos seguimos leyendo.
Nyna K. ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nyna K. ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.