ES IMPORTANTE SABER MORIR


Papá Legba




  • Un fantasma puede decir unas cosas terribles a quien lo invoca.


  • Una mujer evocadora de muertos


  • ¿Por qué me has turbado evocándose?


  • El hierro es mágico, Según la biblia, podías hacer una pala de hierro, porque el hierro era poderoso y no podías colocar una pala de hierro sobre los ladrillo del templo del Señor, ni entonces ni ahora.


  • Hierro y palas. Se remonta a muchos años. El rey de Babilonia sostenía en la mano una pala con la que depositó los ladrillos del templo. Y los masones conservan ese concepto en su orden, y en el billete de un dólar aparece una pirámide de ladrillos destruida.


  • ¿Por qué deseas leer la palma de mi mano?


  • Soy un ser con apetitos sobrenaturales


  • Los vampiros, emanamos belleza, nos alimentamos de ella.


  • No puedes imaginar lo hermosas que nos parecen algunas cosas que los mortales les repugna.


  • Nos propagamos por medio de la belleza.


  • Este cuerpo posee belleza que yo he utilizado con fines perversos en innumerables ocasiones.


  • Evité todo contacto con ella precisamente por lo mucho que la deseaba.


  • Hay mujeres brujas y muy borrachas.


  • Creo que las personas de habla anglosajona deberíamos prestar más atención a los acentos. Nos enseñan mucho sobre nuestra pro­pia lengua.


  • Es importante saber morir.


  • Me estremecí al recordar las deliberadas limitaciones de aquella criatura y la sabiduría que parecía poseer.


  • Si me tocas te destruiré


  • Me acerqué a ella porque estaba sediento y creí que deseaba morir.


  • El vudú es magia, al igual que el candomblé, al igual que el sa­crificio de la misa.


  • Dios es mágico, como también lo son los santos. Los ángeles son mágicos. Los fantasmas, si son las apariciones de unas almas que en otro tiempo habitaron en la Tierra, también son mágicos.


  • No digo que todos estos elementos mágicos sean iguales. Lo que sí digo es que todos ellos están divorciados de lo material, de la Tierra, de la carne.


  • En el ámbito de la pura espiritualidad, existen otras leyes, unas leyes distintas de nuestras le­yes físicas y terrenales.


  • Los seres humanos poseen también unos com­ponentes mágicos.


  • Imagina unos espejos, Imagina que el reflejo queda congelado para siempre.


  • No fuimos capaces de apreciar ese milagro.


  • ¿Cuánto puede apren­der un hombre en ese espacio de tiempo (24 años), y cuánto puede olvi­dar más tarde?


  • Es posible que la normalidad sea siempre una fantasía.


  • El terror total a la muerte provoca excitación.


  • Gran Nananne decía que no era necesario practicar la magia negra en este mundo, que podías conseguir cuanto qui­sieras con la magia blanca.


  • Según una leyenda, cuan­do morían los guerreros aztecas se convertían en colibrís. (besador de flores)


  • Los magos tienen que saberlo todo.


  • Me pregunto si los ángeles tienen corazón.


  • La lectura constituía la clave de todo.


  •  Los niños son inconstantes; lo que nos preocupa es tu corazón.


  • Una cosa es que una joven crea que te desea cuando eres viejo, y otra muy distinta que decida acostarse contigo.


  • Quede claro que no siento remordimientos por haber abandonado la casa en la que me crié. Pero mis sueños me dicen que debo regresar.


  • ¿No tenemos todos unos fantasmas familiares?.


  • La magia es la misma en todas partes.


  •  Todas las criaturas, estamos destinados a vivir hasta alcanzar nuestra madurez. Lo demás es un desastre espiritual y físico.


  • No puedo retroceder y reclamar el corazón de ese ser tan falto de imaginación.


  • Cuando decidí tomar este camino, me preparé para cualquier desastre que pudiera ocurrir


  • Las mías son unas dotes potentes e insólitas. Tú me has dado un motivo para utilizarlas.


  • Debo morir para que el otro dependa aún más de mí, para que se convierta en mi esclavo.


  • ¿Quién puede adivinar las verdaderas intenciones de un espíritu?


  • ¿Crees que nuestro fuego mágico fracasará?.


  • Era un objeto macabro y terrorífico, y la belleza que rodeaba aquel espectáculo resultaba tan seductora como potente y obscena.


  • Los espíritus que son invocados son traicioneros. Los espíritus que aparecen voluntariamente poseen una voluntad que los guía. Pero ningún espíritu es de fiar.

Comentarios