PERFUME



  
Su esencia era una mezcla de control y protección, de amor y fuerza, contención y sinceridad. Las navidades huelen a AZZARO. Las páginas de la historia, que estaba por escribirse se llenaron accidentalmente de él, pero permanecen de forma intencional en mi vida, ahora.


Perfumes de catálogo acompañaron a quien tiene la sutileza de un bandolero. Disfrazaba el sudor con gentileza, disfrazaban la gentileza con nostalgia. Tiendas de campaña, guitarras, café y cigarros lo acompañaban. Cuando se quedaba quieto, olía a hombre aventurero y arriesgado. Cuando se agitaba la distancia y el desconcierto dejaban la estela de COUNTRY.


Tiene el aroma de un intelectual. No suda, ni se altera, sólo cuando llega tres minutos tarde a sus citas, entonces el rubor se apodera de su rostro.  Cuando pasa deja el aroma de un tímido pervertido, que espera la oportunidad para ser el sádico mental de alguna incauta. A veces ARAMIS, a veces LARGERFELD.

Todos tiene su propio perfume, es difícil definir el aroma perfecto, si es que acaso existe.

Todo es cuestión de química.

Comentarios