ATAME



Antes del Señor Grey existió Ricky, un poco más inocente, más violento, más chiflado, pero con mucha menos plata. Es posible que la comparación no sea tan justa, pero ambos tiene las mismas carencias, el mismo corazón roto, le dan un paliza a la mujer deseada y al final son ellas las piden que las aten. 

Este film forma parte del grupo de Películas para ver una y otra vez.
Los azotes y el bondage no son nuevos en la pantalla grande y sin embargo siguen siendo igual de excitantes. 

Almodovar pasaba de Mujeres al borde de un ataque de nervios, a terrenos más profundos, pero sin perder el humor irreverente, que lo caracteriza. Victoria Abril, se consolidó con la maravillosa interpretación de Marina y Antonio Banderas hacía su último trabajo en España para aventurarse en Hollywood. 

Participó por el Goya en 1.990, (el mismo año que Las Edades de Lulú, ganó el premio a la mejor actriz de reparto) obtuvo 15 nominaciones, también fue nominada en el Festival Internacional de Cine de Berlín y en los premios César, pero no ganó ninguno. Causó un gran impacto, por lo que las críticas estuvieron divididas. Hoy es una película de culto, absolutamente necesaria para la formación erótica. Si existiera la cátedra de erotología, como materia regular en la educación académica, está película sería imprescindible. Es la exaltación del síndrome de Estocolmo, dulcificado para convertirlo en una historia de amor. Ciertamente a más de un amante le falta un tornillo, estamos llenos de parafilias, escoja usted la suya.

En este cuento, un tipo un poquito obsesivo, rescata a la fuerza, al objeto de su deseo, de su propia autodestrucción. Entre bofetones, amordazamientos, el secuestrador logra desintoxicar a la cocainómana actriz porno, Marina, derrumba su resistencia y la obliga conocerlo bien para que se enamora de él y que a su vez ella lo convierta en un hombre de bien. La cristalización del sueño dorado de cualquier acosador.

Una de las escenas de sexo, más memorable del cine español, es la de Ricky y Marina bajo un juego de espejos muy elegante en el 1:16:33, así como el buzo consolador, con el que Marina se masturba en el minuto 24:25. Se quieren ir directo a esas escenas, ya tienen el dato, pero les recomiendo disfruta la película completa a continuación:


Descargo de responsabilidad: No soy propietaria de ninguna de las imágenes que aquí se presenta. Los vídeos no me generan ningún beneficio comercial. Ninguna infracción de derechos de autor previsto, los video solo tienen fines de entretenimiento. Todas la imágenes de este blog son tomadas de la web. Si eres el autor o propietario de alguna de ellas, envíame un correo para asignarle el crédito o retirarla.

Comentarios