NO TE MUERAS POR MI





Dicen que el amor mueve el mundo, yo creo que en realidad, son las pasiones más oscuras. 



El mito del amor perfecto, romántico, no es exclusivo de latinoamérica, sin embargo parece, que gracias las telenovelas, se convirtió en una especie de sello cultural, de la población mundial con ritmo, sangre caliente y cuerpos ardorosos.  

Así como se hizo gala del romanticismo, también se presentó la perseverancia para lograr el final feliz con el ser amado, pero en el afán de extender los capítulos, las pruebas de amor se transformaron en verdaderos maratones y a falta de villanos convincentes, los mismos amantes se transformaban en sus propios verdugos, los cuales terminaban siendo perdonados para comer perdices en el capítulo final. 

La culpa, no es exclusiva de las telenovelas, porque ya la Biblia, las tragedias griegas y el Genji Monogatari, nos muestras cómo se supone, que se debe jugar el juego del amor y que posición te toca, dependiendo de si eres hombre o mujer. 

En 1.983, en Venezuela, la escandalosa Leonela, mostró a toda una generación, el perdón a un violador y su redención, cuando los protagonistas cortaron el pastel del bodas. Mucho antes de eso, en 1.550, Gianfrancesco Straparola, nos contaba como un padre entregaba a su adorada hija Bella a una Bestia, para que esta, después de múltiples desplantes y privaciones, terminara domando el corazón de su captor transformándolo en príncipe y viviendo feliz como una lombriz. Apuleyo también nos contó cómo Eros intentó asesinar a Psique, luego la secuestra, ella sufre el primer síndrome de estocolmo registrado en papel,  se prenda del hijo de Afrodita, este luego la rechaza y ella desesperada por recobrar los favores de su amor, acepta bajar al inframundo, cumplir con terribles tareas, para luego ser nuevamente aceptada por su ahora devoto amante. 

En fin, que van varios siglos, diciéndole a la gente, que se puede golpear, violar, humillar a una mujer, después pedir perdón y ellas deben perdonar, porque supuestamente de eso se trata el amor. 

La ONG peruana Vida Mujer, decidió tomar todos esos cuentos de hadas, que están en el imaginario femenino y confrontarlos, con lo que le sucede en realidad, a las mujeres que conviven con parejas violentas, agresivas, abusivas y obsesionadas  



No te mueras por mí, es un libro digital, que recoge las cartas, correos y mensajes de perdón y los que le pasó a esas mismas mujeres, poco tiempo después de haber perdonado.

Dentro de todos hay una vocecita o una sensación o un no sé qué, que nos hace dudar, sentirnos raros o definitivamente mal; pero afuera hay millones de patrones, que insisten para que no le hagamos caso a nuestros instintos. La cultura, la tradición, la familia, la religión, lo económico, lo social, a pesar de todos ellos, siempre hay una opción, siempre hay una salida del juego malsano. La obsesión, NO ES AMOR. Si te maltrata, NO TE QUIERE. En la vida real, la bestia no se convierte en príncipe, por más que te  sacrifiques, eso jamás va ha ocurrir. Antes de amar a otros, a costa de tu propia vida, detente, da un paso atrás y huye tan rápido y tan lejos como puedas.





NO TE MUERAS POR MI from Vida Mujer on Vimeo.



Descargo de responsabilidad: No soy propietaria de ninguna de las imágenes que aquí se presenta. Los vídeos no me generan ningún beneficio comercial. Ninguna infracción de derechos de autor previsto, los video solo tienen fines de entretenimiento. Todas la imágenes de este blog son tomadas de la web. Si eres el autor o propietario de alguna de ellas, envíame un correo para asignarle el crédito o retirarla.

Comentarios