EL PORNO TAMBIÉN ES CULTURA


EL PORNO TAMBIÉN ES CULTURA es la invitación a la exposición Tracking Number de Sucito. Como el mismo Jesús Torrealba dice, su apodo cariñoso fue el resultado cuando de “Jesusito pasó a ser Susito y  de allí, Sucito” sincerándose con el arte visual que produce y lo que hay en la mente de sus espectadores.

Torrealba es ilustrador publicitario y caricaturista, colaboró en las Revistas Elite y Exceso en los años 90. En esa misma década, publicó sus trabajos en el Semanario El Camaleón y El Panaburda. Sus ilustraciones también han salido impresas en  las  revistas de cómic nacional como Venezuela en Cómics, Cómic Mitos Urbanos, Zuplemento y Étnica desde el año 2.000 hasta el momento de esta publicación.

En su blog jesustorrealba.blogspot.com se pueden deleitar sin censura, con sus fetiches,  ilustraciones, recuerdos, fotografías, fantasías y todo el bagaje que conforman su universo artístico erótico. También tiene una página en el sitio web DeviantART, por donde comparte y comercializa sus trabajo para el público coleccionista.

Del 24 de septiembre al 10 de diciembre de 2.106, en la ONG Nelson Garrido, se puede ver una selección de sus chicas sexigeradas, dispuestas a ser miradas sin pudor alguno y compradas si es el gusto de los visitantes, para poder tenerla más cerquita en la intimidad.

Una vez hecha la presentación correspondiente, les voy a contar mi experiencia sobre la exhibición.  

Llegar a la ONG Nelson Garrido, no es tarea fácil. Si vas por primera vez y no te acompaña alguien que ya haya ido o que conozca bien la zona, tendrás que decantarte por un buen mapa o GPS y aún así, si esperas ver un gran anuncio que identifique la quinta color mostaza llamada Carmencita, lamento decirles que solo encontraran un papelito, apenas protegido por cinta plástica, que dice ONG, pegado del intercomunicador que está casi tapado por un poste, que está tras un inmenso árbol. 

Pasé tres veces frente al lugar sin poder encontrarlo. Mi plan original era guiarme por el mapa que había publicado Jesús, en sus redes, pero me había quedado sin megas y no podía ver la imagen, así que me tocó el comodín de llamar a un amigo y yo opté por dos, que me dieron la dirección con el nombre de calles y avenidas;  y  el número telefónico de Jesús. En la tercera vuelta me refugié en una clínica veterinaria que me dieron como punto de referencia (resultó que todo el mundo la conoce, pero a la ONG no) y desde allí llamé al artista para poder llegar

Eran las dos de la tarde, así que las calles estaban solitarias, lo que hizo que caminara con la paranoia correspondiente de quien ya ha sido víctima del hampa en varias oportunidades y también cuestionarme si valía la pena el riesgo. Créanme, valió la pena ¿Acaso los riesgo no hacen más excitante la búsqueda del placer?

Mientras llegaba Jesús, para la visita guiada (todo un lujo, que el propio artista te cuente su proceso creativo y otras peculiaridades) curiosee la ONG. 

Por un pasillo lateral (que a mi se me pareció a la Alegoría de la caverna, por aquello de encontrar el conocimiento al otro lado) descubrí  un lugar genial con una mujer maravilla tamaño real, una especie de cafetín tipo taguara con mantelitos plásticos, un estudio lleno libros divinos sobre fotografía y muchas piezas de arte desperdigadas. 

Encontré tres salas de exposición con muestras fascinantes, de gente que está haciendo cosas geniales. La premisa es que está galería tiene “espacios para los que no tenemos espacios”, según indica en la página web de la ONG.

Justo al terminar el breve recorrido llegó Jesús, con un par de invitados a los que se incorporaron otros después, para hacer la visita guiada.

Sucito, nos habló sobre sus musas, lo que lo inspira y sus motivaciones para realizar este tipo de ilustraciones. Nos contó sobre su fetiche con Betty Page y que aun cuando ella nunca realizó desnudos explícitos ni mostró actos sexuales, inevitablemente esas imágenes sí pasaron por su cabeza (al igual que la de muchos otros) y se sintió urgido de usar sus manos para recrear esas fantasías…dibujándolas. 

Su técnica, grafito sobre cartulina de 21 X 27 cm. Explicó que los coleccionistas de este tipo de arte son muy precisos en cuanto al tamaño y técnicas usadas, en muy pocos casos hacen pedidos con temáticas especiales, por lo que él, como artista tiene total libertad de volcar su creatividad a voluntad. Jesús ha desarrollado su trayectoria en Venezuela, sin embargo su público es internacional. Sus trabajos están diseminados por Chicago, París, Frankfurt y mucho otros lugares en los que el erotismo como arte, se parecía a otro nivel.

Las modelos Pin-up, actrices clásicas como Julie Newmar, más contemporáneas como Amanda Seyfried, Maila Nurmi en su personificación de Vampira, pasando por las películas clase B como El Monstruo de la laguna negra, personajes mitológicos, de ciencia ficción así como cibernéticos, hasta iconos populares como la pilandera, imagen de nuestra harina PAN, son su inspiración para todas las posibilidades de escenas picantes o explícitas en las que el sexo es arte. 

El denominador común es la “sexageración”  del cuerpo femenino. Jesús trata de buscar un estilo híper-realista, pero con formato de comic, de tal forma que el impacto del espectador sea recibir la combinación de estas dos perspectivas sin ruido visual. De allí, las Tetas Torpedo o los Vellos Púbicos casi tridimensionales (Sí, Jesús dibuja a chicas con pelos. También hay algunas depiladas, pero las vintage se ven como debieron ser en su época, con pelos donde Dios manda).

Lo divertido de estas propuestas, es que en muchos casos los monstruos clásicos se encuentran en situaciones comprometedoras, pero que nos resultan cándidas. Esto se debe, según palabras de Jesús, que cuando era niño y aún no se le habían alborotado las hormonas, le encantaban los comic, personajes como Frankenstein, El Monstruo del laguna negra entre muchos otros y luego cuando se percató de la belleza de las chicas. Cuando se hizo adulto combinó ambos gustos, manteniendo lo nostálgico de la niñez y lo pervertido del adulto.  

Otra de las propuestas de Jesús Torrealba, son los Anaglifos, imágenes de dos dimensiones que provocan un efecto tridimensional cuando se ven con lentes especiales (un color para cada ojo, generalmente rojo y azul). La corteza visual del cerebro fusiona la percepción creando una escena con profundidad.  Así, cuando vemos su obra I am nimphomaniac de 2005, nos limpiamos las salpicaduras de la cara como acto reflejo, pero es sólo el efecto 3D.

Al final del recorrido, nos mostró otros trabajos de su portafolio privado, sin ningún desperdicio, ni para la imaginación. Nos obsequió su catálogo de la exposición, muy original, acorde a estos tiempos y a la temática, por aquello de poder llevarlo en un bolsillo para cuando se necesite.

La próxima visita guiada es el 19 de noviembre, de 2 a 5 pm. La entrada es totalmente gratuita. Algunas de las obras en exhibición están en venta. Pueden seguir a Jesús Torrealba, en blog y sus redes sociales, allí podrán ver cosas mucho más intensas que las mostradas por aquí.

Enjoy

Descargo de responsabilidad: No soy propietaria de ninguna de las imágenes que aquí se presenta. Los vídeos no me generan ningún beneficio comercial. Ninguna infracción de derechos de autor previsto, los video solo tienen fines de entretenimiento. Todas la imágenes de este blog son tomadas de la web. Si eres el autor o propietario de alguna de ellas, envíame un correo para asignarle el crédito o retirarla.

Comentarios

Jesús Torrealba ha dicho que…
Muchísimas gracias, simplemente estupendo!!!!!
Nyna K. ha dicho que…
Muchas gracias a ti por tu lectura y por tu exposición.
La disfruté muchísimo. Espero ver muchas otras al rededor del mundo y poder estar allí para apreciarlas.